Las princesas también se masturban

1.

Hay algo místico, tierno y hermoso en la imagen de una chica masturbándose. Quizás es por eso que muchas se masturban frente a su laptop viendo videos de otras chicas masturbándose frente a su laptop, como si solo pudieran venirse con algo tan hermoso como ellas mismas. Todas estas ideas empiezan a poblar mi cabeza un día que estoy en Facebook, perdiendo mi vida en la vida de los demás, cuando de pronto aparece una ventana de conversación, es de una chica que no conozco y que me escribe: “Me masturbé escuchando una entrevista tuya y me vine tres veces”. Espero unos segundos a que agregue algo como: “$Ven a verme a mi webcam$”, pero al ver que no escribe nada más, le respondo: “No te creo nada, seguro ni existes”.

Después de varias horas de conversación caliente me convence de que efectivamente existe. Los perfiles falsos no te mandan fotos, ni te gimen por teléfono, ni duran tanto sin invitarte a su página llena de culos brillosos. En lugar de eso, la chica me escribe que le gusta el painal y me pasa el sitio http://www.efukt.com/, y por si fuera poco, agrega que lleva masturbándose todo el día y que en su cama ya se formó un charco con todas sus venidas. A partir de ese momento cada que se viene me manda un mensaje de “Ya me mojé los dedos otra vez”, y cada vez que la leo me dan unas ganas terribles de masturbarme pensando en ella. Tengo 13 años otra vez. Me siento débil y sumiso ante el poder de su vagina. Nunca antes en mi vida he estado tan informado sobre la masturbación femenina. Al igual que muchos hombres de mi generación, a veces olvido que las chicas también se tocan en secreto y ven porno sucio. Muy sucio.

2.

Ahora sé que las chicas son unas puercas y se tocan fantaseando con cosas que a ti te parecerían medio enfermas, y lo hacen diario y en todos lados y a veces, hasta usan tu cepillo de dientes. Todo esto porque semanas después de esa experiencia, lanzo una convocatoria para responder un cuestionario sobre los hábitos de masturbación de las chicas en internet. Recibo más de 250 correos con respuestas locas y privadas. Las leo durante varios días tratando de recopilar toda la información pero no logro concretar nada, son demasiados clítoris y vibradores y chicas gimiendo frente a una pantalla donde aparecen más chicas gimiendo.

PUBLICIDAD

Estoy a punto de empezar el artículo, una semana después de mi fecha de entrega. Son las tres de la mañana de un martes. Estoy hecho mierda, por lo tanto no logro derrotar mi naturaleza de huevón y me quedo dormido. Soy un puto irresponsable. Un sinvergüenza. No voy a lograr nada en la vida. Caigo sobre el teclado, rendido y tirando a la mierda mi oportunidad de tener esta columna en VICE que se llama “Tu mamá no se va a enterar”, donde entrevisto a gente de manera anónima sobre temas de los cuales solo se atreven a hablar de manera anónima, para después maquillar sus declaraciones con las historias deformes que me salen de la cabeza. Dejo de pensar y ronco sobre el teclado.

3.

Casi nunca sueño, pero al cerrar los ojos aparezco frente a un castillo rosa. El castillo tiene un escudo que se asemeja a una vagina, o quizás yo ya estoy muy mal y a todo le veo en forma de vagina. El caso es que me aproximo a las puertas del castillo. Se abren solas, como si estuvieran encantadas, y adentro me encuentro en un comedor gigante con todas las princesas de Disney sentadas en una mesa llena de vibradores y cepillos de pelo. Ya sabes cuáles princesas: Blancanieves, Cenicienta, Ariel, Pocahontas, Mulán, Rapunzel y las otras que a nadie le importan. Me piden que me siente con ellas y les comparta mis dudas sobre la masturbación femenina en internet. Aseguran que ellas tienen las respuestas de todas las princesas del mundo en una sola respuesta. Me aclararan que son el Consejo de Princesas en Pro de la Masturbación Femenina (CPPMF) y que no estoy loco: el escudo en la entrada del castillo efectivamente tiene forma vagina. Sin vacilar mucho empiezo mi entrevista:

PUBLICIDAD

¿Cómo fue la primera vez que las princesas se masturbaron usando Internet?

Una princesa morena y hermosa se levanta de su silla, creo que es Pocahontas. Toma uno de los vibradores en la mesa y se lo mete debajo del taparrabos. Con la voz temblorosa contesta.

Pocahontas: Creemos que esta respuesta se puede dividir en dos. Muchas princesas lo hacen acompañadas, muchas princesas lo hacen solas.

Las que lo hacen solas suelen descubrirlo en situaciones clásicas donde el tipo arrecho no borra el historial del computador, el príncipe que te quiere culiar te pasa un video de orales o tu amiga princesa te cuenta que se toca con un sitio porno que está bien rico, y cuando estás sola lo buscas con las manos temblorosas y lo encuentras y lo miras con miedo y te olvidas de cerrar la puerta con llave y bajas la mano imitando a las princesas en la pantalla y te metes un dedo, luego dos, luego te vienes y tienes que morder la almohada para no despertar a tu abuelita que duerme en el mismo cuarto que tú.

Los casos donde lo descubres acompañada también se dividen en dos: las primeras son las princesas que lo descubren acompañadas de primos durante las reuniones familiares, en la cama de los papás de su novio o en su casa con otra princesa mientras ven porno lésbico. En el segundo caso, están las princesas que lo descubren vía Skype con un amigo especial, en un chat puerco con un gordo que no conocen o en Chat Roulette con un noruego que también es virgen. Algunas empiezan a los 13, otras a los 21, pero ninguna sabe lo que siente. Hay una extraña sensación de culpabilidad que las hace dudar sobre si lo que están haciendo está bien o mal y eso es parte de lo rico. Pero muchas no lo entienden y lo dejan de hacer y se escudan detrás del: “Yo no lo necesito, prefiero que me coma un ma“, mientras que otras simplemente no se pueden sacar la mano del calzón después del primer orgasmo.

¿Cuáles son los sitios o redes que las princesas usan para masturbarse?

Blanca Nieves está agachada debajo de la mesa. Se escucha que inhala algo pero no logro identificar qué, porque Cenicienta le da un codazo y le dice: “Va usted, pendeja”. La princesa se levanta y se limpia la nariz. Camina hasta una pantalla gigante en la pared del comedor, donde se despliega una lista de links de Tumblr que la chica va mostrándome poco a poco. Está muy emocionada y ya tiene la mano debajo de la falda.

PUBLICIDAD

Blanca Nieves: Pues mira, son muchas y de muchos tipos. Por ejemplo hay princesas que pasan noches enteras en la meca del porno fino: Tumblr, una red de contenidos que muy probablemente es la culpable de esos extraños gemidos en el cuarto de tu hermana. Empiezas con gatitos y terminas con fotos de tirar, y videos de tirar y por supuesto: gifs de sexo duro, a todas las princesas les encantan esos gifs y ver esa cara de placer repitiéndose hasta que se vienen. Algunos de los Tumblr favoritos de las princesas son:

(Síguelos sin miedo, princesa)

Audioporn.tumblr.com

fuckimhorny.tumblr.com

porn4ladies.tumblr.com/

letmedothis.com/

thegayporngifpalace.tumblr.com

danishprinciple.tumblr.com

masturbationdestination.tumblr.com

sexy-yet-classy.tumblr.com/

nsfw-gifz.tumblr.com/

alwayseatpussy.tumblr.com/

lifeofahornyvirgin.tumblr.com/

videogamesandsex.tumblr.com/

sexual-passion.me/

girlslovesextoo.tumblr.com

alwayys-hornyy.tumblr.com

eatpussylivehappy.com

holdyourorgasm.tumblr.com/

wetcuntshardcocks.tumblr.com/

Antes de que pueda enseñarme todos los links, Blanca Nieves se viene. Me doy cuenta porque se recarga a la pared y grita algo como “¡Ay, esto es mejor que el porno con enanos!”, pero no estoy seguro, no puedo olvidar que esto es un sueño y que ninguna de estas princesas existe. Blanca Nieves se tira al suelo cansada, y desde ahí me muestra la siguiente lista de links sin sacarse la mano de entre las piernas.

4.

Blanca Nieves: También se encuentran las princesas que gustan de sitios más clásicos de videos y fotos, unos amateur, otros con peladitas que parecen de plástico pero gimen como locas y son adictas a las nalgadas. Algunos de los sitios favoritos de las princesas son:

(Úsalos todos, las princesas recomiendan)

videorgasm.net

teens-porn.xxx

sexforgrades.com

porntube.com

xvideos.com

orgasmatrix.com

x-art.com

tuslesbianas.com

pornoazteca.mx/

redtube.com

rubias19.com/

perfectgirls.net

muyzorras.com/

youporn.com/

xhamster.com

puritanas.com

spankwire.com

youjizz.com

babosas.com/

beeg.com/

cangrejas.com/

No olvidemos también las que tienen cuenta en:

brazzers.com/

O las que gustan de tocarse leyendo relatos porno en:

misrelatosporno.com

relatos.marqueze.net/

Otras prefieren ver a otra chica meterse cosas en:

cam4.mx/

Las más sociales disfrutan masturbarse frente a desconocidos usando:

omegle.com/

chatroulette.com/

También hay las que se masturban con las “nudepics” que les llegan en snapchat, instagram y whatsapp. Dicen que nada es mejor que recibir de vez en cuando una verga con filtro.

Y por último, están las princesas millennials, la cuales han descubierto un nido de porno amateur de seis segundos en los tags prohibidos de Vine.

5.

¿Qué tipo de porno disfrutan las princesas?

Ariel levanta la mano desesperada. Quiere contestar esa pregunta. Le doy la palabra e inmediatamente saca de una bolsa de concha un celular, se tira al suelo y se arrastra con sus brazos y aleta hasta donde estoy, tiene la mirada sexy. La veo y me pregunto: ¿Cómo le hacen las sirenas para masturbarse? Ariel me acerca su celular y en él veo un video de la vaquerita de Toy Story lamiendo a la novia de Woody.

PUBLICIDAD

Ariel: El 80 por ciento de las princesas ven porno de lesbianas. Aquí en el CPPMF hemos llegado a la conclusión de que este comportamiento se debe a que el porno heterosexual generalmente está enfocado en el placer masculino y no le da su lugar al orgasmo femenino: la princesa es solo una funda para el pene brutal del hombre. En el porno lésbico, en cambio, la lengua de una princesa roza suave y amorosamente el clítoris de otra para cocinar lentamente su orgasmo. La mayoría de las princesas que usan el porno lésbico para mojarse no son necesariamente lesbianas, solo viven con la fantasía y en algunos casos con la ilusión de algún día chupar a su mejor amiga.

Los videos porno favoritos de Ariel son:

redtube.com/133541

xvideos.com/video6107532/lesbo_dykes_pussylick_each_other_madly#_tabShare

pornhub.com/view_video.php?viewkey=1415019770

xhamster.com/movies/897237/x_art_sex_with_a_supermodel.html

xhamster.com/movies/905866/x_art_caprice_amp_leila_in_a_lesbian_tropical_fantasy.html

islalesbianas.com/2696/videos-lesbianas/isabella-se-folla-a-una-asiatica-en-la-piscina/

xvideos.com/video118202/mandy_morbid_and_sasha_grey

xvideos.com/video1309104/sasha_grey_and_mandy_morbid

xvideos.com/video1900506/brandi_love_and_malena_morgan

youporn.com/video/show/title/lesbian_homework_session___full/id/595690

youporn.com/video/show/title/danejones_pretty_girl_with_amazing_natural_big_tits_captured_in_the_throws_of_passion/id/9200854

PUBLICIDAD

youporn.com/watch/9330635/fun-strap-on-lesbian-time-with-london-keyes-and-dana-dearmond/?from=categ

videos.petardas.com/2297903

Los videos porno favoritos de Blanca Nieves son:

letmedothis.com/post/79647048395/let-me-devour

porn4ladies.tumblr.com/post/78203798334/fuck-and-snuggle

youporn.com/watch/587209/hardcore-dp-action/?from=vbwn

puritanas.com/sexo/Hot-blonde-sucks-a-dick-in-a-69-position-88314/

redtube.com/346542

youjizz.com/videos/teen-seduced-by-masseur-4140021.html

eatpussylivehappy.com/post/75873507969/dirtyorgasm-theladycheeky-smexyasfuck-i

xvideos.com/video1334415/girl_masturbates_with_anal_toys_until_she_cum_loudly

teens-porn.xxx/18-videoclips/129211.html

redtube.com/650965

letmedothis.com/post/79647048395/let-me-devour

Los videos porno favoritos de la Cenicienta son:

redtube.com/faketaxi

redtube.com/708459

xvideos.com/video1124336/tiny_asian_gets_fucked_and_fingerbanged

youporn.com/watch/8758373/asa-akira-squirting-machine-ft-nacho-vidal/

orgasmatrix.com/valjean-chief/

xhamster.com/movies/2071683/games_in_the_bottle.html?embed

El favorito porno de Mulán es:

xvideos.com/video6196610/cb_jakebass_asherhaw

6.

¿Cuántas veces al día se masturban las princesas?

Mulán es la única en la mesa que no parece princesa, es más bien un guerrero chino, muy joven y guapo. Mira a la nada detenidamente mientras sonríe. De pronto la Cenicienta le pregunta: “Oye, Mulán, ¿no quieres quitarte la armadura? ya dejamos de jugar a las lolitas“. Mulán le responde que ella jamás deja de jugar y se acerca a la princesa, la carga, la tumba sobre la mesa, de su espalda saca un dildo gigante en forma de dragón al que le brillan los ojos. “Te voy a castigar por andar de bocona”, dice y después frota el dildo entre las piernas de Cenicienta mientras responde a mí pregunta.

PUBLICIDAD

Mulán: La mayoría de las princesas lo hacen diario, aunque hay las que aseguran que no lo necesitan. Suponemos que son las princesas más tristes, ya que también coincide que son las que consumen porno más convencional y las que se escudan en el argumento antes mencionado de: “Yo no lo necesito, tengo unman que me anda bien duro”, para negar su miedo a las posibilidades sexuales solitarias. Las princesas más libres en cambio, lo hacen de tres a cinco veces al día: empiezan con su imaginación en la regadera para llegar de buenas a donde tengan que ir. Siguen en el baño de la escuela u oficina con celular y audífonos para olvidarse del estrés que provoca ser una princesa en el 2014. Terminan en su cama mirando videos con los parlantes a todo dar, hasta que se vienen y duermen delicioso con la mano metida entre las piernas. Las princesas que se masturban más seguido son también las que más vida sexual plena tienen, ya que además de tener la facilidad de venirse varias veces, gracias al entrenamiento visual que tienen con el porno, logran un desempeño espectacular en la cama o donde desarrollen sus actividades sexuales de pareja. En el CPPMF tenemos una tabla de frecuencia de masturbación que ayuda a definir el nivel de maestría en la cama:

Si te masturbas viendo porno 5 veces al día tiras como Shakira.

Si te masturbas viendo porno 4 veces al día tiras como Sofía Vergara.

Si te masturbas viendo porno 3 veces al día tiras como Natalia París.

PUBLICIDAD

Si te masturbas viendo porno 2 veces al día tiras como Ana Sofía Henao.

Si te masturbas viendo porno 1 vez al día coges como la Negra Candela.

Si no te masturbas al menos una vez al día viendo porno, tirar contigo es menos divertido que ver a tus papás tirando.

7.

¿Cuál es el mejor orgasmo que han tenido las princesas?

La Cenicienta grita mientras le meten y sacan el dildo de dragón, de pronto Mulán le dice algo como: “No me vuelvas a decir cómo vestirme, putita, eres mi putita” y a Cenicienta se le caen las zapatillas mientras grita y empapa la mano de Mulán. Cuenta entre gemidos la mejor de sus venidas.

Cenicienta: Estaba de viaje en… uf esper… ahhhhh qué ricooo. Ya. Estaba en un viaje y fui a dar una vuelta por la ciudad porque estaba aburrida, entonces me metí a un bar. Pedí una cerveza y luego otra y otra. El bartender me empezó a echar los perros y a aprovecharse de mi borrachera la (esos son los beneficios de ser una princesa, les recuerdas a las películas de su infancia). El caso es que el mancito ese me servía y me servía y me servía, yo creo que tenía la intención de verme arrastrando la cartera. El tipo no estaba nada mal, me dio un poco de desconfianza pero el tequila la verdad me pone un poco caliente y para saciar mis ganas de coger sin arriesgarme a acabar en un bote de basura o desaparecida en un canal de esa ciudad, decidí meterme al baño y pagar la módica cantidad de cinco euros por un mini dildo y masturbarme ahí… En el baño había más personas, no sé si eran dos viejas o un hombre y una vieja, pero estaban cogiendo en el baño de al lado, entonces no me dio pena gritar todo lo que pude porque, en primera estaba medio ebria, y en segunda los de al lado creo que la estaban pasando genial ya que hacían unos ruidos deliciosos.

8.

Me pide la palabra la princesa Pocahontas quien ya está frotándose en una de las esquinas de la mesa y me mira fijamente con cara de loca. Después de frotarse un rato comienza a hablar.

PUBLICIDAD

Pocahontas: Yo me había peleado muy fuerte con John Smith, por culpa de una chica. No me engañaba con ella hasta donde yo sé, pero siempre andaban juntos y yo soy muy celosa, eso hizo que discutiéramos y todo terminara mal. Esa noche me llamó más tranquilo para arreglar las cosas, yo le insistí muchísimo para que me confesara si había tenido algo que ver con ella. No hubo nada, pero reconoció que le gustaba mucho y que se imaginaba cosas con ella. No sé por qué, pero al mismo tiempo que me hirió, me excitó. Tenía las mismas ganas de llorar que de cogérmelo. Le colgué, pero mi mente no se quedó tranquila, comencé a imaginar cómo la besaba, cómo la desvestía, cómo la tocaba, cómo la hacía gemir. Cuando me di cuenta, ya me estaba maturbando pensando en ellos. No te puedo describir la sensación, fue mil veces mejor que cualquier otra vez, fue mil veces mejor que tener sexo con él, te juro que la visión se me borró cuando estaba en pleno orgasmo. Me puse a llorar después.

9.

De pronto siento que algo acaricia mi brazo, es la boca Blanca Nieves, que poco a poco va guiando mi mano hacia un control de Nintendo 64 y luego hacia sus piernas mientras.

Blanca Nieves: Fui a un pueblo de visita al castillo de mi abuela, donde en la noche no hay nada qué hacer. Llegué a pensar en comerme al primo feo, imbécil y tres años mayor que yo, con el que compartí cuarto esos días, pero no me gustaba tanto. Una vez de madrugada él estaba en su computador siendo despreciado por una vieja igual de idiota y fea que él y yo en la mía buscando porno. Le dije: “Pon canciones de Boyz II men, y si te incomodo me dices porfa”. La verdad me excita que me vean teniendo sexo, masturbarme o lo que sea. Por eso puse un videojuego retro, agarré su control de Nintendo 64, que aún sirve, y empecé a tocarme con él mientras me veía sin decir nada.

Mulán sigue haciendo que Cenicienta grite cosas como: “¡Méteme la zapatilla, me muero, por favor métemela!” pero no voltea a verla, su vista se concentra en la nada, como si recordara algo que de pronto la hace sonreír.

Mulán: Una vez, hincada, usé dos cepillos de mango ancho, y me introduje uno en la vagina y otro en el ano, acomodándolos de forma que mientras me moviera, pudiera meterlos y sacarlos. Todo esto acompañado por un cepillo eléctrico en el clítoris. Me vine varias veces en una sola. No supe ni a qué hora me quedé dormida y desperté como dos horas después.

¿Qué usan las princesas para masturbarse?

En medio de la orgía de princesas, Rapunzel se sube a la mesa. Su cabello es muy largo y está peinado en varias trenzas las cuales terminan en dildos. Le pregunto que de dónde sacó la idea para ese peinado tan extravagante, pero parece que no me escucha, en cambio le grita a las demás princesas que dejen lo que están haciendo y den comienzo a la sesión de masturbación grupal. En la pantalla del comedor aparecen muchos gifs de princesas cogiendo con dragones, enanos y tríos con El Pato Donald y Mickey Mouse. Cada una de las princesas toma una trenza de Rapunzel y empieza a frotarse mientras ve los gifs. Me subo a la mesa para preguntarle a la princesa del cabello infinito qué es lo que usan para masturbarse las niñas. Ella se ríe orgullosa de sus trenzas y contesta.

Rapunzel: Las princesas se masturban con tanta creatividad que nunca imaginarás que lo que tienes en tus manos también lo usaron para masturbarse. No todo son dedos, manos y piernas. Si no me crees, créele a ellas.

A ver mis amores, díganle con qué se masturban normalmente.

Cenicienta: Plumas, almohadas, peluches de calabaza, cepillos de pelo, paredes, cualquier filo de mueble, una espada de burbujas que le robé a Ariel, un masajeador de mi abuela y mis zapatillas que a veces me quedan pequeñas.

Pocahontas: Pepinos, zanahorias, plátanos, cepillo de dientes, un peine de mi mamá, un plumón grueso, la orilla de mi cama, una botella de shampú, el desodorante de Mulán y una lanza para cazar que me regaló mi papá.

Blanca Nieves: Un tarro de crema pequeño, un envase de rollo fotográfico, este marcatextos, el control remoto de esa tele, mi flauta dulce, el rímel de la Cenicienta, una barra de silicona que tengo escondida en mi cama, el pene de Gruñón y muchas cosas más, pero lo que más me gusta es adormecerme el clítoris con cubos de hielo.

Mulán: Una máquina para cortar el cabello, la rizadora de pelo de Rapunzel, un labial rojo porque de otro color no me gusta, una vela de esas que se usan en las primeras comuniones, una bocina cilíndrica para celulares, mis mancuernas para hacer ejercicio y hasta la lengua de Mu-shu, pero la verdad mi favorita es una espada de juguete de Starwars que le robé a un niño en una convención.

Ariel: Yo me masturbo apretando la aleta.

Rapunzel: Yo solo uso mi cabello. No hay nada más descomunal que mi cabello.

¿Dónde se masturban las princesas?

La sesión de masturbación grupal está en su clímax. Muchas de las princesas ya empaparon sus sillas y parte del suelo, pero no sé qué cara hacer, no sé dónde poner mi manos, no sé si participar o solo quedarme viendo cómo disfrutan de sus cuerpos tan hermosamente dibujados. Nadie contesta mi pregunta, algunas de ellas ya pusieron sus ojos en blanco. No quiero interrumpirlas, se ven tan contentas y hermosas.

PUBLICIDAD

Definitivamente hay algo místico en ver a una princesa darse placer a sí misma, por eso dejo de mirarlas para no calentarme demasiado y observo el lugar en donde estamos: todo está decorado por pinturas de vaginas, fotos de vaginas y esculturas de vaginas. Justo en la pared contraria a la pantalla veo una especie de Ipad conectado a una caja grande y negra, es como un CPU. Me acerco al artefacto, en su pantalla se lee: “Confesionario de chicas, digite la pregunta y le daremos más de 500 respuestas originales de chicas”. Ahora entiendo por qué dicen que tienen las respuestas de todas las chicas. En este mundo moderno ya no hay magia, solo apps. Dejo atrás mis pensamientos románticos y digito la pregunta: ¿Dónde se masturban normalmente las princesas? De pronto en la pantalla aparece la foto de una chica vestida como empleada de Burguer King. Sonríe a la cámara y me contesta sonriendo: “En el baño del Burger King donde trabajo”. Justo después aparece una chica rubia con lentes y unos libros en las manos que dice: “En el baño de mi universidad”. Después una chica desnuda en una cama con un hombre tatuado a su lado dice: “En el coche esperando a que mi mamá saliera del doctor, que por cierto, esa vez me comí un chile antes y al tocarme me enchilé la vagina”. Cierro los ojos para dejar de concentrarme en las imágenes y escucho:

En la cocina de la casa de mi novio.

Sobre una mesa en donde media hora después desayuné con mi familia.

En una biblioteca, dejé mojada la silla.

En el auto de uno de mis amigos con mi amigo.

En el cuarto de mi mamá con ella dormida a mi lado.

En una piscina mientras observaba a un chico que me gusta.

En el baño de una plaza comercial.

Dentro de la oficina con la ropa puesta.

En un cine, es que una escena erótica se me fue a las manos.

En el baño de la oficina mirando mi celular.

En el baño de un autobús cuando iba de Bogotá a Bucaramanga.

El baño de un restaurante, es ideal para sobrellevar una cita aburrida.

En mi coche afuera de mi casa.

En una cabina de radio.

En la cabina de DJ donde pongo música.

En clase de Educación para la Salud en el el colegio, con dos amigos.

En un butaco de mi escuela con una revista.

En la oficina de mi jefe.

En un museo sin importarme que me vieran las cámaras.

En el carro, cuando viajaba con mi papá y mi mamá, ellos iban enfrente y tenía que hacerlo súper cuidadosamente.

En las computadoras de la escuela.

En una casa de campaña compartida por 14 personas.

En la parte alta de una litera mientras varios amigos estaban en la parte de abajo.

En el baño de mi novio antes de tirar con él.

¿En quién piensan las princesas cuando se masturban?

Suelto el iPad porque ya no puedo escuchar más confesiones, estoy bien caliente, voy a estallar. Volteo a ver qué ha pasado en elCPPMF: todas están dormidas, menos Rapunzel que se fuma un cigarro mientras acaricia el cabello de Mulán, la cual duerme tranquilamente entre sus piernas. La princesa del cabello infinito responde a mi pregunta con humo en la boca.

PUBLICIDAD

Rapunzel: Las princesas pensamos en las personas que amamos, sobre todo cuando nos estamos tocando, sin embargo estas imágenes se pueden combinar con otras de gente que se nos antoja. No solo pensamos en nuestros príncipes, también en nuestros profesores, en nuestros mejores amigos, en nuestro ex que culeaba delicioso, en el tipo que ya no nos hace caso, en los novios de nuestras amigas, en el nuevo esposo de nuestra madre, en un tipo que se quedó viéndonos en el Transmilenio. También pensamos en nuestras amigas, en nuestras primas, en las novias de nuestros amigos, en las amantes de nuestros novios, en la maestra lesbiana, en nuestras compañeras de trabajo, en las chicas que vemos en el vestier de mujeres. Pero sobre todo pensamos en nosotras, en nuestras tetas, en nuestra vagina siendo penetrada por hombres, lamida por mujeres, golpeada por una dominatrix, en nuestro culo frente al espejo con un vibrador en cada orificio, en cómo nos violan duro y lento, en nuestra cara de placer que nos hace abrir la boca, cerrar las piernas, mordernos el brazo, mojar todo lo que traemos abajo.

10.

Termino mi cuestionario con una gran sonrisa, creo que ya tengo todas las respuestas que necesitaba y ahora al fin podré ir al baño a masturbarme o a cortarme la verga porque ya no la aguanto. Le digo a Rapunzel que gracias por la entrevista pero la princesa continúa con su discurso:

No sé si te has dado cuenta, Ashauri, pero todo el mundo en el planeta se toca mirando porno con chicas, bueno, menos Mulán porque ya sabes que fue mucho a la guerra y allá solo hay hombres tirando con hombres. El caso es que tienes que entender que las mujeres somos las dueñas de la estética sexual del mundo. Nuestro gemido destruye eras y construye nuevas. Somos las madres de todo y no pensamos en eso cuando nos masturbamos, sin embargo cada que estamos en el punto máximo de nuestro orgasmo, entendemos que no necesitamos a nadie, que los hombres son solo estímulos para nuestro placer. Toda mujer tiene la obligación de darse placer y ser libre de los hombres a través de eso. Porque un dildo no le va a decir que la ama pero tampoco la va a tratar como pendeja. Sus manos le pueden dar placer y luego cargarle las garrafas, su cuerpo está hecho para sufrirse y disfrutarse y vivirse en todas las etapas posibles. Con todo esto quiero decir que masturbarse es una gran herramienta para el desarrollo de la mujer plena en este nuevo milenio y quizás sea la clave para acabar con la estructura patriarcal que venimos arrastrando y darle paso al matriarcado que reinó el mundo en días pasados.

PUBLICIDAD

De pronto todo el sueño se empieza a desintegrar, la mesa, las princesas, los cuadros de vaginas en las paredes. Rapunzel me dice adiós con la mano, mientras escucho sus últimas palabras:

Las chicas que no se masturban, jamás serán princesas.

 

FUENTE:VICE

999

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *