Ashley la escort y el porno como promoción

Ya sabesque en el porno actual hay muchas mujeres que obtienen más ingresos de sus otras actividades (las transmisiones por webcam, la venta de vídeos, el acceso a Snapchat, el merchandising y la ropa usada…) y que a menudo su trabajo más popular con las productoras es un escaparate más que una fuente directa de dinero. El caso es que entre esas otras actividades paralelas, en muchos casos se da la prostitución de lujo, y hoy tenemos el caso de una MILF que ha invertido la fórmula.

Ashley mantiene su web oficial, Temple of Ashley, donde lo primero que dice es que ella se dedica a la prostitución. Su número de teléfono y su agenda de días libres aparecen muy visibles en el site, pero sabe que la mejor manera de demostrar su capacidad profesional es precisamente exhibiéndola en vídeo. Sus escenas son gonzo amateur de baja estofa, pero siempre con un denominador común: Ashley pretende demostrar su capacidad de sacrificio, su afán sexual y su tremenda implicación en lo que hace. Ofrece escenas en las que se folla a hombres vendados como momias, otras donde echa un polvo con una transexual o una mamada salivante y desaforada que no sabemos qué precio tendrá pero seguro que vale la pena pagarlo.


9911

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *