Quitate el tabú de la masturbación.

Parece mentira que en pleno siglo XXI, cuando, en teoría, estamos tan “liberadas” y “liberados”, sigamos encontrando tantos prejuicios e ideas erróneas con respecto a la masturbación femenina.


Vamos a dedicar, por ello, unas líneas a hablar de esta práctica.
Muchas mujeres se encuentran preocupadas porque no llegan al orgasmo en sus relaciones eróticas.
Indagando un poquito más en la situación se suele descubrir que lo que ocurre realmente es que no consiguen alcanzar orgasmos durante el coito con su compañero, pero sí lo logran mediante la masturbación (en solitario o en compañía) u otras prácticas como el sexo oral.
Las féminas pueden fácilmente llegar al orgasmo por la masturbación pero, dada la concepción coitocéntrica de la sociedad actual, a muchas parejas no se les ha ocurrido siquiera intentar que ella llegue al orgasmo mediante alguna relación erótica que no fuera el coito.

Parece mentira que todavía tengamos que volver a un tema que los especialistas han descubierto hace tanto tiempo: que el coito por sí solo (la fricción del pene en la vagina) resulta un estímulo insuficiente para la obtención del orgasmo en la mayoría de las mujeres. Esto no quiere decir en absoluto que las mujeres “sean más lentas” o “estén menos preparadas para disfrutar”. Las mujeres tienen la misma capacidad para disfrutar que los hombres y también para tener orgasmos, pero los tienen más fácilmente con masturbación, con caricias en el clítoris, o con sexo oral, que con coito.

¿Por qué? Pues porque la estimulación del clítoris es sumamente importante en la obtención del placer y orgasmo femeninos. Igual que para la mayoría de los hombres la estimulación del pene suele tener importancia en la obtención de orgasmos. El problema es que en muchas ocasiones durante el coito se estimula el pene pero no se estimula el clítoris, ya que el glande del clítoris se encuentra fuera de la entrada vaginal.

Hay parejas que durante el coito también estimulan el clítoris femenino: mientras realizan el coito, él acaricia con su mano el clítoris de ella, o ella misma se acaricia el clítoris mientras realizan el coito. A veces, algunas mujeres estimulan su clítoris frotando su pubis con el pubis de él, y tienen orgasmo durante el coito, pero no debido al coito, sino que lo tienen porque se están frotando el clítoris con el pubis de él (típicamente, estas mujeres tienen más facilidad para tener su orgasmo, si se sitúan ellas encima del hombre en el coito, y así controlan los movimientos de su clítoris contra el pubis de él).
Es importante decir que sin el pene del varón en la vagina, si ellas hicieran los mismos movimientos de frotamiento contra el pubis de él, tendrían el orgasmo igual en la mayoría de los casos.


En definitiva, cuando las mujeres tienen un orgasmo durante el coito, en la mayoría de los casos no se debe al estímulo del varón en su vagina, sino a que se están estimulando de forma directa o indirecta el glande del clítoris. Según los estudios de Shere Hite (Informe Hite sobre Sexualidad Femenina), el 70% de las mujeres no tienen orgasmos durante el coito, aunque la mayoría pueden tenerlo fácilmente con otro tipo de relaciones eróticas (masturbación manual, masturbación oral, caricias en el clítoris…).

El 30% de las mujeres que tienen orgasmos durante el coito, lo tienen en la inmensa mayoría de los casos, por estimulación directa o indirecta del clítoris, no por la penetración en sí. Por tanto, el que una mujer no alcance el orgasmo durante el coito no significa que tenga algún trastorno, ni que sea “anormal” o “esté mal hecha”, sino que tal vez no reciba la estimulación que necesita.

TE MASTURBAS?

Loading ... Loading ...

2 thoughts on “Quitate el tabú de la masturbación.

  1. si me pajeo y queeeeeeeeee…..me gustaron las fotos….y no hay como la masturbacion…es gratis no hay que decir te amo …es a la velocidad que uno quiera…ademas no hay peligro de nada

  2. Me encanta masturbarme, me gusta pensar o recordar imagenes o situaciones placenteras para mi, al igual con mi pareja lo hago, mientras el me penetra me permito sentir mas, me acaricio el clitoris, haciendo de mi extasis algo completamente delicioso. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *