El fetichismo por la leche materna (Lactafilia)

El fetichismo por la leche materna (Lactafilia)

2lac

La lactancia es un tema con el que todos hemos tenido que ver, al comienzo de nuestras vidas. Significa sencillamente la producción de leche para el amamantar. El fetichismo de la lactancia (o del amamantar) se conoce como lactafilia.

Los partidarios de esta práctica también utilizan términos en inglés como: “Adult Breastfeeding, Adult Nursing Relationship (ANR) o Adult Suckling”. Básicamente lactancia adulta, o relación de amamantamiento en la edad adulta.

Esta práctica cuenta con diversas variaciones. Por un lado se puede tratar de una verdadera “alimentación”, es decir, que un hombre o una mujer sean amamantados como bebes por una mujer cuyo cuerpo produce leche después de un embarazo. A otros el sólo succionar les produce placer, mientras que algunos se motivan más que nada por el sabor de la leche materna. Por lo general los pechos se encuentran muy tensos en esta etapa, lo que para muchos es especialmente erótico. Sin embargo, en el caso de que esta leche aun alimente a un bebé, es importante tener en cuenta la distribución del alimento de manera que el recién nacido también podrá ser saciado.

Así mismo, la leche materna produce en algunos una verdadera excitación sexual, al ser eyaculada por los senos y rociada en el cuerpo de la pareja, tal y como puede suceder con la eyaculación masculina. También el bombeo de la leche, que por lo general suele inflamar los pezones, excita particularmente a algunos seguidores de la lactancia erótica.

Pero como no todo el que es adicto a la lactafilia cuenta con una mujer embarazada “disponible”, son muchos los que padecen el problema de que sus gustos no pueden ser satisfechos de manera tan espontánea. Por lo tanto hay un llamado servicio de “Chicas en lactancia” que consiste en mujeres embarazadas que prostituyen sus pechos para hacer posible la vivencia de este fetichismo.

Otra opción es la lactancia inducida. En este caso se estimula la producción de leche materna, para por ejemplo, el amamantamiento de hijos adoptivos – claro que también para la lactancia erótica. Al estimular los pezones (chuparlos, escurrirlos o utilizar bombas sacaleches), la producción de leche materna puede comenzar, aunque esto debe ser practicado profesionalmente durante un largo periodo de tiempo. Existen ciertos medicamentos que aceleran el proceso de producción. Sin embargo, a nivel internacional se ha discutido mucho sobre los permisos para su distribución y venta. Por lo tanto, les recomendaría más bien el servicio de la lechera

5

Fisiología

Los senos especialmente los pezones son una zona erógena, y la estimulación de los senos y pezones es un aspecto universal de la sexualidad humana. Los humanos son los únicos primates en que las hembras tienen los senos permanentemente alargados después de la pubertad.

Otras teorías incluyen la posibilidad de que los senos actúan como un colchón para la alimentación infantil que son una señal de la fecundidad, y que elevar la cabeza del niño en la lactancia materna es para prevenir la asfixia. Paradójicamente, existe incluso una escuela que cree que son un error evolutivo, y que realmente es posible que puedan sofocar a un lactante.

El flujo de leche no intencional (galactorrea) es a menudo causado por la estimulación del pezón y es posible llegar a una producción normal de leche exclusivamente por succión de la mama. La estimulación del pezón de cualquier tipo se observa en la reducción de la incidencia del cáncer de mama.

Sin embargo, algunas mujeres pierden la capacidad de ser excitadas mientras amamantan y, por lo tanto, no encuentran aceptable o erótica, la lactancia de una pareja sexual. Esto puede ser el resultado de razones físicas (dolor) o razones psicológicas (preocupación porque sus pechos son utilizados para amamantar al bebé).

Motivaciones

En las parejas de lesbianas, el amamantamiento es una expresión de afecto.

Los senos y pezones son normalmente una parte muy importante en la actividad sexual. Por consiguiente, no es sorprendente que las parejas procedan desde la estimulación oral de los pezones hasta el amamantamiento. En las parejas de lesbianas, el amamantamiento mutuo es una expresión familiar de afecto.

Implicaciones sociales

Los senos tienen dos roles en la sociedad humana: nutritivo y sexual. El amamantamiento es considerado en general exhibicionismo especialmente en las sociedades occidentales. Incluso ha habido casos de madres que han tenido problemas legales por amamantar a sus hijos en público. Las parejas que practican la lactancia erótica lo mantienen en secreto incluso de sus amigos y familiares.[cita requerida]. La cultura occidental no tiene una gran opinión sobre la práctica, para muchos la rareza de la práctica junto con sus conexiones sexuales la relegan a una perversión o peor, a un alternativo estilo de vida.

La investigadora australiana Nikki Sullivan, en su libro A critical introduction to queer theory llama a la lactancia erótica como una manifestación de lo “raro”. Ella define raro como una ideología, como una “especie y conjunto de prácticas y posiciones (políticas) que tienen el potencial de desafiar normativas, saberes e identidades”. Sobre la base de una declaración de David Halperin, Sullivan continúa diciendo que “raro es más que una identidad en el sentido humanista que no se limita a los gays y las lesbianas, sino hasta aquellos que se sienten marginados, como resultado de sus prácticas sexuales.

El perfil de la lactancia materna supone ciertas normas, que incluyen: un niño de entre tres y doce meses de edad; motivaciones de la nutrición y los beneficios del desarrollo para el niño y los beneficios fisiológicos para la madre;

Variedades de lactancia erótica

Los siguientes son los distintos métodos que emplea la gente que practica lactancia erótica. Se enumeran en función de su predominio, en orden decreciente:

Juegos de lactancia: Cualquier tipo de actividad sexual que incluya la leche de la mujer. Esta actividad es a menudo no intencional; ya en el momento después de que una mujer da a luz, experimentan un reflejo (liberación de la leche) cuando están sexualmente excitadas.

Pornografía de lactancia: Si bien la lactancia aparece en la pornografía, es un género muy inusual y es considerado un tabú por muchos debido a su proximidad a los niños y el incesto. La mayoría de las representaciones de los pechos son sin leche, y abundan en los medios de comunicación en forma erótica tanto dentro como fuera de la pornografía. No obstante, Japón produce la mayoría de la pornografía relacionada con la lactancia tanto en acción en vivo como en el anime y hentai.

RAL (relación adulta de lactancia): El éxito de una relación adulta de lactancia dependerá de la estabilidad y la relación a largo plazo, ya que, de otro modo, es muy difícil mantener un constante flujo de leche. Dicha relación se puede formar como una expresión de la estrecha intimidad y la ternura mutua y puede incluso existir sin sexo. El amantamiento puede incluso fortalecer la relación de la pareja, incluso es posible que la mujer tenga un orgasmo con esta práctica. También ha sido empleada en casos en que una madre tiene deseo de amamantar a su hijo, pero ha tenido que encontrar una alternativa a la inducción de la lactancia y en casos en que el amamantamiento ha sido interrumpido debido a la prematuridad infantil o enfermedad de la madre (tomando medicamentos de prescripción). En tales casos, la lactancia a adultos a menudo ha sido usada para continuar hasta que fuera posible reanudar la lactancia materna para el niño. Otras mujeres, que desean amamantar a un niño adoptado, utilizan este método para estimular la producción de la leche materna antes de que la adopción se produzca, aunque estas hipótesis no tienen motivaciones eróticas.

Bombeo: Algunas mujeres experimentan placer sensual de bombeo de la leche de sus senos sin un compañero. Además del placer sexual, las mujeres han reportado sentirse más femeninas mientras dura la producción de leche y continúan con la lactancia después del destete de su hijo por razones emocionales o sexuales.

Lactancia en la prostitución: En 2003, hubo un reporte de que en un prostíbulo en Nueva Zelanda las mujeres ofrecían este servicio a sus clientes. Aunque no precisamente prostitución, el menú de un restaurante en Pekín ofrecía platillos hechos a base de leche materna.

Infantilismo: El compañero no lactante asume el rol de bebé en el juego sexual. La lactancia materna podría desempeñar un papel secundario en este tipo de relación; ser mimados por “mami”, el uso de pañales puede ser la motivación que predomina en este tipo de relación.

BDSM

Lactancia materna como recompensa (o sustituto del placer): puede servir como una recompensa por la sumisión del compañero.

Bombeo: El bombeo por parte de una mujer sumisa para dar leche para su compañero dominante.

Amantamiento excesivo a un niño: A fin de dar una visión global cabe mencionar que la “lactancia materna excesiva” puede ocurrir por razones de placer sensual en la madre. Es bastante claro que una mujer puede dañar directamente a su hijo por un exceso de la lactancia materna.

Amamantamiento a un animal: Ha habido casos de mujeres que han amamantado a perros, gatos, etc.

Lactancia, re-lactancia y lactancia inducida

La lactancia erótica entre los compañeros de una RAL (relación adulta de lactancia) puede desarrollarse a partir de la lactancia natural de un bebé. Durante el período de lactancia, el compañero comienza a chupar el seno y continúa después de que el bebé es destetado. La producción de leche es estimulada continuamente y el flujo de leche prosigue. Según el libro “Augustine and literature”, la relación adulta de lactancia puede ocurrir cuando una madre decide optar por seguir amamantando después del destete de un niño, por lo que evita el importante reto físico que la lactancia inducida puede acarrear.

Sin embargo, la producción de leche puede ser “artificial” e intencionalmente inducida en la ausencia de embarazo en la mujer. A esto se le llama lactancia inducida si la mujer no ha amamantado antes, mientras que cuando una mujer que ha amamantado antes y empieza de nuevo se le llama re-lactancia. Esto puede hacerse periódicamente por la succión de los pezones (varias veces al día), masajeando y apretando los senos de la mujer o con ayuda adicional y temporal de drogas que inducen la lactancia, como la antagonista de la dopamina la Domperidona.

En principio con gran paciencia y perseverancia es posible inducir la lactancia por solo realizar succión en los pezones. No es necesario que la mujer haya estado embarazada, e incluso puede estar bien en su período post-menopáusico. El efecto que tienen algunas hierbas no está clínicamente confirmado, aunque varias de ellas se recomiendan para aumentar o evocar el flujo de leche, por ejemplo, la alholva (la más popular) y el cardo bendito.

Lactancia a adultos histórica y culturalmente

A pesar que el nacimiento es el principio de la separación entre la madre y el niño, la lactancia materna retrasa este proceso, haciendo que la madre y él se conecten físicamente, durante años algunas veces. Como fuente de alimento, la inmediatez de esta relación se intensifica. La lactancia materna tiene un elemento sexual como resultado de factores fisiológicos. En un estudio realizado en 1999, aproximadamente entre el 33 y el 50 % de las madres encontraban la lactancia materna erótica, y entre ellas el 25 % consideró sentirse culpable por esto.3 Este estudio corrobora un estudio de 1949 que determinó que en algunos casos la excitación era lo suficientemente fuerte como para inducir el orgasmo, y por ello algunas madres decidieron abandonar por completo la lactancia materna. En 1988 un cuestionario sobre el embarazo y el orgasmo publicado en una revista holandesa para mujeres, preguntó: “Según tu experiencia ¿tuviste mientras amamantabas una sensación de excitación sexual?” El 34 % (o 153 en total) respondió afirmativamente. Otro 71 % contestó afirmativamente cuando se les preguntó “Según tu experiencia mientras amamantabas, ¿tuviste sensaciones placenteras en la región uterina?”.

Pero en ciertos casos, el amamantamiento en adultos era practicado como una medida de sustentar la vida de algunos prisioneros durante las dictaduras militares en centro y suramérica; a los cuales les era privado el alimento como un castigo por su inclinación política y/o sexual.

Lactancia erótica en la historia

Desde la Edad Media se ha probado una multitud de experiencias eróticas subliminales de los santos, en las cuales la lactancia tiene un rol importante. Un ejemplo relevante es la lactancia de san Bernardo de Claraval.

En términos generales esto fue un fuerte tabú, y se puede concluir que un hombre adulto lactando está en contradicción con las imágenes establecidas de masculinidad.

998

4 thoughts on “El fetichismo por la leche materna (Lactafilia)

  1. Hola…estoy lactando aun…nos gustaria hacer un trio con mi esposo y una nena bis q no le moleste q este lactando y podamos jugar con esto tambien…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *