10 consejos para ser un buen putero

Se llama putero a quien consume prostitución. Sin más. No implica una periodicidad continuada ni tiene ninguna connotación negativa a no ser claro, que se la añadas. En caso de que lo hagas no estaría de más preguntarte por qué. Como cliente puedes abrazar el término o rechazarlo, mi opinión personal es que cuando hacemos lo segundo el resto del mundo encuentra el derecho de apropiase de él y al igual que han hecho con la palabra puta, lo convierten en algo malo. Porque no me parece justo, me niego a usar eufemismos ridículos. Como humano puedes denominarte a ti mismo como quieras, faltaría más, pero si estás pensando en pagarle a una prostituta o alguna vez lo has hecho, te estoy escribiendo a ti.

natalia-ferrari-02

Aceptamos que hay distintos tipos de prostitución. Igual que en cualquier otro mercado laboral, en este también existe una amplia variedad de experiencias y perfiles disponibles. La prostitución de noche no es igual a la diurna. Diferencias entre tarifas, servicios y lugares de trabajo atraen a clientes diversos en personalidad, deseos, estatus cultural y económico. Estamos todos de acuerdo con esto. Ahora busquemos las similitudes: la prostitución es una relación consensuada de carácter íntimo entre adultos. Una persona ofrece libremente cierto tipo de encuentro a cambio de una remuneración determinada y otra persona acepta el acuerdo porque lo considera justo.

Relación íntima. Entre dos personas iguales. Consenso. Ofrecer libremente. Aceptar condiciones.

En algunos casos, lamentablemente, esto se suele pasar por encima. Existen seres humanos que aún creen que las putas somos mujeres de segunda categoría y que el dinero te da acceso indiscriminado a un cuerpo. Error. ¿Quieres ir de putas? No es tan difícil que ambos disfrutéis si tienes en consideración ciertas pautas. En caso de que te estés preguntando ¿Por qué te tiene que importar a ti que la puta disfrute? solo me queda citar a Mafalda y decirte “paren el mundo que me quiero bajar.” Para todos los demás, aquí hay algunos puntos a tener en cuenta.

ANTES DE LA CITA

1. Identifica cuales son tus razones y encuentra a tu puta.

Estas cachondo y quieres follar hoy. No te apetece invertir tiempo en ligar. Hace mucho que estás solo. Eres virgen y no te da la gana esperar a que aparezca una novia. Quieres encontrar a alguien con quien desconectar de tu rutina y que no te juzgue ni te presione. Te gustaría hacer alguna practica en concreto y no encuentras en tu vida personal alguien que también quiera. Esas y un largo etcétera, son las razones por las que puedes estar buscando a una puta ¿Sabes cuál es la tuya? Esto es muy importante para que puedas elegir a la prostituta adecuada. No somos todas iguales. En el momento en el que entras en el mundo de las páginas de anuncios verás que ni todas hacemos lo mismo, ni escribimos igual, ni tenemos el mismo tipo de fotografías. Esas cosas determinan mucho cuál es nuestro carácter y la clase de relación sexual e intima que tendrás con nosotras. He leído muchas experiencias de hombres que se quejan de que una puta no estaba lo suficientemente implicada o no era muy simpática. Ok, es tu opinión. Cuando esa misma mujer tiene un montón de comentarios diciendo que es encantadora quiere decir que el problema no es de ella. Puede que tuviera un mal día, claro, o que esa puta simplemente no era para ti.

natalia-ferrari-0000

2. Respeta los horarios y medios de atención.

Al igual que ya lo haces con cualquier otro tipo de empresa o servicio. Nadie pretende que Mercadona esté abierto un sábado a las 4am, con las putas pasa lo mismo. Es muy molesto recibir llamadas a horarios que no tocan y con eso, la mayor parte de las veces, te estás asegurando quedarte sin follar. Hay putas que no usan Whatsapp, no contestan números ocultos, números fijos o SMS. Cada una tiene una razón personal por haber elegido esas condiciones y seguramente lo deje claro en su anuncio. Si esto no se ajusta a tus posibilidades, busca a una puta distinta.

3. Primer contacto.

Voy a asumir que te has leído el anuncio y sabes a quién estás llamando. No mordemos, estás hablando con una persona, puedes comunicarte de forma natural. Descolgar el teléfono y escuchar un “holahacesanal”, “hevistotuanuncio” o un “meinformas” (lo pongo sin espacios porque pasa a esa velocidad) seguido de un de silencio incómodo, no ayuda. No. Mal. Tened en mente lo de conversación normal. Si os sentís nerviosos no pasa nada, es normal. Podéis intentar enviar un mensaje antes, escribir siempre es más fácil.

Sobre ti:

Las primeras palabras son fundamentales para nosotras, es nuestro primer filtro. En base a lo que nos contáis y cómo lo hacéis nos creamos una idea de quienes sois. No hace falta que compartáis cosas personales, solo lo que consideréis relevante para que el encuentro sea agradable. Por ejemplo, si tienes un piercing en la lengua o en la polla, es muy probable que te pidamos que te lo quites, infórmalo antes para que podamos gestionarlo con tiempo. También es interesante saber con quien hablamos. Presentarte solo te tomará unos segundos (con tu nombre real o el del vecino) y aporta mucha cercanía.

natalia-ferrari-01

Sobre la cita:

¿Hay algo que es muy importante para ti que quieres que suceda? Este es el momento de hablarlo. No lo des por hecho por más simple y normal que te parezca, luego pueden darse momentos muy incómodos para ambos. Pregunta todo lo que necesites saber para asegurarte de que esa puta es la adecuada para ti y que la cita se desarrollará con naturalidad. Quizás te interese asegurarte si es independiente o trabaja en un piso de citas. Si las tarifas a hoteles son distintas. TODO lo que te provoque dudas, acláralo AHORA. Respeta el tiempo que necesite ella para estar preparada. Algunas te pedirán 1h, otras al menos un día de antelación. De nuevo, si trabaja así, por algo será.

Sobre sus condiciones:

No negocies las tarifas o los servicios. Por favor, no lo hagas. Es una falta de respeto. Más de una vez me han llamado individuos diciéndome: “He visto que la chupas con condón, pero yo es que soy muy limpio. Tengo 20 años y soy muy guapo. A mi me la vas a chupar a pelo?” seguido de un “¿y si te pago más?” No presiones a la puta para que se adapte a ti, busca a alguien que ofrezca lo que tú quieres.

natalia-ferrari-04

DURANTE

4. ¿Cuándo hay que pagar?

Siempre al inicio. En el punto exacto de después de saludarse y antes de empezar a tocarle las tetas. Lo mejor es tomarse ese momento con naturalidad y entregarlo en mano.

5. Si no encuentras lo que esperabas, educadamente márchate.

A veces las fotos son falsas, están muy retocadas o son demasiado antiguas. Si la persona que te recibe no te resulta agradable, no es cómodo para ninguno de los dos que sigáis adelante. Si pasan unos minutos y no hay química, tampoco tienes la obligación de quedarte. Entiendo que es una situación muy molesta y que a nadie le gusta perder el tiempo, pero te estarás ahorrando un mal momento. Todo es cuestión de que valores si quieres darle una oportunidad o tienes clarísimo que nada bueno puede suceder.

6. Cuida tu higiene y sé presentable.

No es suficiente venir duchado de casa. Lo más probable es que la puta tenga todo lo necesario en el baño y que antes de que suceda nada (en este punto ya le has pagado) te pida amablemente que te duches. No está de más llevar algún chicle o caramelo. Recordad que en los encuentros íntimos se interactúa con el aliento.

natalia-ferrari-05

Aparecer borracho o drogado es una muy mala idea. Si te encuentras nervioso antes de la cita hazte una paja. Llegar con aliento a alcohol o con las pupilas dilatadas es simplemente una actitud estúpida. Ten un poco de empatía: esa mujer no te conoce, no sabe qué tipo de prontos pueden darte en ese estado. Poner a otra persona en una situación así es muy desagradable y es posible que te ganes una publicación en Internet con tu número de teléfono para que otras putas lo tengo en cuenta.

7. Comunícate.

Quizás da un poco de corte hablar al principio sobre lo que va a suceder, pero es la mejor forma de conocer a la otra persona. Dónde te gusta que te toquen y cómo. Algo que te excite mucho. Comparte y escucha para que el encuentro sea agradable para ambos. Debo decir que muchas veces esto se aprende sobre la marcha. Lo importante es que si algo no os gusta, ambos lo verbalicéis y se respete. De igual manera con cualquier cosa que os guste mucho. No conozco humanos con telepatía.

8. Olvídate de tus inseguridades. Relájate y disfruta.

A las putas no nos importa el tamaño de tu polla ni cualquier cuestión física que alguna vez te haya causado complejos. Solemos ser muy empáticas y nos involucramos en que estés a gusto. Estáis en un espacio seguro. Lo que sí nos importa, y mucho, es como tratáis nuestro cuerpo. Estáis follando con una persona que tiene preferencias sexuales. Sentimos placer y sentimos molestias, igual que vosotros. Respeta los tiempos y los ritmos que se crean de forma natural cuando te unes a otra persona. No te impongas nunca contra ella, jugad juntos. Creer que porque has pagado o porque eres hombre tienes algún derecho a exigir algo se denomina hoy en día: ser un idiota. En las relaciones de pago, ninguno está obligado a hacer nada que no quiera.

natalia-ferrari-03

DESPUÉS

9. Alargar la cita y el “¿ahora qué haces? ¿Quieres ir a tomar algo?”

Cuando el tiempo acordado llega a su final, por varias razones, puede ser que tengas ganas de más. Esto está bien. Ten en cuenta que ella quizás tiene otros planes o simplemente no quiera. En estos casos puede que la tarifa para alargar el tiempo sin previo aviso sea más alta. Paga antes de seguir.

En cuanto a lo otro, momento incómodo a evitar. Personalmente hay muchos clientes a los que les tengo verdadero cariño, esto no significa que quiera cambiar el tipo de relación que tengo con ellos. Desde luego somos personas y a veces se dan situaciones que se salen de las reglas pero no vayas con la idea presupuesta de que vais a quedar fuera para hacer actividades de ocio, gratis.

10. Eliminar rastros.

Dependiendo cual sea tu situación personal quizá quieras tener en cuenta posibles marcas de maquillaje, perfumes o pelos sueltos en tu ropa. No animo a la paranoia, sí a prevenir situaciones complicadas.

Me doy cuenta que dentro de estos puntos puede haber muchas variantes y que no engloba al completo toda la complejidad que existe en este trabajo. Seguramente alguien que trabaja en la calle o en una casa de citas tiene otras dinámicas, no puedo hablar por ellas. He intentado enumerar lo más significativo y extrapolable al resto de realidades. El objetivo de este texto es normalizar las relaciones de pago y quizá ayudar a que todo sea un poco más sano.

Ahora ayudadme a hacerlo más completo. Como clientes, ¿hay algo que os gustaría saber antes de tener una cita con una prostituta? Y para las putas que me lean, podéis enriquecer el texto añadiendo cualquier punto que se me haya quedado fuera en los comentarios.

natalia-ferrari-000

 

996990

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *