PORQUE ME GUSTA SER VIOLADA HISTORIA DE UNA COLOMBIANA

Soy María victoria una mujer madura de Bogotá ..

Me considero una mujer exitosa en mi trabajo y con una vida hecha y realiza pero con una infancia dura en una familia acomoda entre fincas y sembrados.

Era una niña feliz pero también algo oscuro y triste me ocurría ..Eso diría cualquier persona con algo de tacto y sentido común, para mí solo es una experiencia de vida más.

Cuando tenía 10 años entre sembrados y matorrales acompaña a mis padres o a veces a mi abuelo a recoger la fruta, pero algo pasaba siempre que iba con mi abuelo y es que hacíamos paradas de 15 minutos y nos sentábamos y él me decía que lo mirara y el sacaba su pene y se masturbaba, para mí era algo normal porque lo hacía frecuentemente y en mi mente era la cosa que hacia mi abuelo y estaba bien.

Una tarde eso fue un paso más y el metió un pene en mi boca y hizo que me tragara su semen y aunque se lee horrible y descabellado yo lo disfrute demasiado, y después de esa tarde siempre quería ir con el recorrer lo sembrados y no veía la hora de poder hacerle esas mamadas que él me pedía, para mí era algo normal que compartíamos los dos y en mi conciencia juvenil de ese momento era muy normal y pensaba que era algo que las niñas hacíamos con los abuelos y mi cuerpo vibraba y yo lo disfrutaba, así paso un año más o menos.

Mis senos fueron creciendo y mis caderas formándose las cosas se venían tornando más calientes entre nosotros ya no solo era felaciones orales si no pajas rusas y estimulación mutua… yo notaba que mi abuelo perdía el control cada vez más y el luchaba contra su instinto salvaje y su papel de abuelo… y empezó a evitar salir conmigo o estas a solas.

Yo quería motivarlo hacer que me hiciera los vejámenes que tanto yo disfrutaba y él se resistía, pasaron varios meses y nada hasta que llego la fechas de navidad donde nos reuníamos en la finca con toda la familia y yo ya desarrollada completamente, ya era una mujer sentida necesidades sexuales que no podía controlar y con el único que podía y sentía la confianza de sentir lujuria era con mi abuelo, Pero el ya hace meses que no me tocaba ni me usaba.

Esa tarde me pusieron un vestido zapatos altos, vestidos con elegancia para disfrutar las fiestas yo quite mi ropa interior y me sentaba mal frente a el para que viera mi vagina, cuando estábamos solos por algún motivo sacaba mis  pechos…pero el hombre no reaccionaba a mis insinuaciones  y buscaba evitarme y yo no estaba dispuesta a que aquel hombre que me había enseñado el placer de mi cuerpo y placer sexual me evitara.

Sentía una horrible humillación haberlo satisfecho por tanto tiempo cuando quiso y como quiso y ahora que yo era la que deseaba ya me ignoraba,, quería castigarlo que sintiera la presión y estando con todos en la mesa navideña empezada a decir indirectas muy duras…

El me miraba horrorizado recuerdo decir – amo salir con mi abuelo a los sembrado a comer banano mm que rico-   oye abuelo cuando me vas a dar tu leche… condensada…— a que hombre sentía morir con cada frase mía delante de mis padres tíos y demás…

Pero él  no se quería dejar tentar por mi insinuaciones y eso se volvía cada vez más frustrante .. Ya pasaban las horas y en un instante sobre las 330 am se acabó la leña y todos ya algo bebidos,  mi abuelo fue al establo donde había madera para mantener la hoguera donde cocinábamos encendida ,, yo vi la oportunidad y me fui detrás de el con violencia me abalancé donde él y le dije – quiero que me dejes mamártela- pero nada me tiro sobre el pasto y me dice  eso no va pasar jamás paso y jamás pasara…..

Hay llego el momento en mi cabeza donde ocurrió la violación que antes no había entendido,,, para mí los años anteriores de abusos no lo habían sido porque era normal pero ahora en el momento que yo necesitaba placer me era negado, si no también tenía que creer que esto no había ocurrido, hay fue el momento donde me sentí abusada sexualmente.

Esa noche navideña paso así, esos días fueron frustrante de pensamientos sexuales y en mi mente estaba cada felación ,, cada manoseada, cada imagen de ver como mi abuelo ponía mi clítoris en su boca mientras masturbaba su pene y después en mi pubis sentía su semen caliente,, comprendí lo mal que era eso y todo lo entendí  por ver el desespero, la angustia que le causaba a el saber que eso había pasado y lo prohibido que era para el cómo mi familiar,,, fue un momento donde todo quedo claro para mí y me di cuenta que había sido abusada.

Sin que nadie me dijera sin que nadie me explicara con su negación a darme placer entendí que era un objeto sexual de mi propio abuelo. Y quería venganza, no porque me abusara si no porque yo lo había complacido siempre y ahora era yo la que quería placer-

Llego la noche vieja y estaba nuevamente la familia reunida se repetía el momento anterior y esta vez fui mucho más atrevida ..Me vestí mas insinuante con una falda muy corta tacones y medias, incluso mis padres me reclamaron lo insinuante de mi atuendo … en medio la celebración empecé a acosar a mi abuelo el desespero en él era muy notorio, cada vez que podía abría mis piernas para que el viera,  lo rosaba con cada pasada junto a el .. Durante el baile y ya con algunas chichas en mi cabeza juvenil le dije- o me comes o voy a contar lo que me hacías en el sembrado-

Aquel hombre cambio su rostro, no había color en su piel era un blanco algo fantasmal, pasaron un par de horas y el sentado inmóvil en una mesa todos preguntando qué le pasa al abuelo,   yo al ver que no había logrado nada empecé de nuevo con comentarios fuera de tono…. Me dice – mija me acompaña por madera- claro abuelo le respondí

Me decía en el camino al establo- que quieres de mi .. -Entre nosotros no pasó nada… -mi ira se hacía más evidente y yo decía -bueno no pasó nada dejemos que los demás lo decidan,no tú, ni yo… solo  tócame- en ese momento mi vestido cayó al piso y yo estaba completamente desnuda sin ropa interior. Le dije mírame y tócame abrí mis piernas y tome su mano y la puse en mi pubis.

Pasaron minutos y los ojos de aquel hombre y lo míos no parpadearon  el me voltio violentamente con su cuerpo me empujo a lo más profundo del establo y me violo duro con una fuerza que todavía lo recuerdo y me da la sensación de sentir mis nalgas vibrar, el tenía un enorme pene y hasta ese momento solo había sentido sus dedos de hombre de campo grande fuertes y gruesos, pero nada comparado con su enorme pene. Sentía como iba entrando con mucha fortaleza en mi vagina en mi oreja sentía el rose de su barbilla y el sonido de jadeo que se confundía con el de los caballos que habían en ese establo…. No sé cuantos minutos pasaron para mi cada segundo era el estasis de venganza y placer..  El me manejaba como una marioneta puso una soga en mi cuello la apretó con tanta fortaleza que a mi faltaba la respiración mientras su pene entraba y salía de mi vagina..

De un momento a otro me dio vuelta me arrodillo frente a  su pene que aun goteaba mi lubricación excesiva y su semen cubrió toda mi cara y boca… fue un momento que desee y espera aunque el aire faltaba por la cuerda en mi cuello, sentí que el apretaría más y allí moriría con cara de placer, y él me dice mirándome con rabia- eso querías maldita niña malcriada-.

Reí mientras él no me quitaba la mirada de mis ojos… subió sus pantalones y me dejo desnuda en aquel establo… Pasaron no sé cuantos minutos volví a recuperar el aliento y la respiración como pude, me pare del piso y mis piernas temblaban de la adrenalina que circulaba por mi cuerpo fui a buscar un baño en la finca y mi cuello quemado por la soga y mi abdomen un poco adolorido, un dolor rico complaciente sin que nadie me viera busque una chaqueta que cubriera mi cuello y volví a donde todos estaban celebrando el año nuevo.

Lo vi sentado de una silla inmóvil sin mirar a nadie…en mis piernas todavía bajaba la humedad y sentía el olor de su semen y mi cara…. Placer y venganza…

Ya en la tarde del primero de enero todos querían ir al rio y me puse mi vestido de baño y pasaba frente a mi abuelo que no miraba mi rostro solo miraba mi cuerpo y bajaba la mirada…yo invadida por el deseo de mas, me exhibía frente a él, pero el  no hablaba.

Sabía que ahora él no era el victimario, sabía que el era la victima …que tenía que acceder a mis deseos sexuales, pero nunca volví a ver sus ojos …sus ojos grandes y claros que me vieron por ultimas vez en ese establo mientras me penetraba ,,, diciendo –eso lo que querías-..

La mañana del 6 de enero mi abuelo se colgó del cuello en el establo donde me abuso….y dejo en mi vida el placer por el deseo de ser abusada….busco que mis amantes me follen fuerte y que sea yo el objeto de deseo,  además de una profunda necesidad de hacer sexo oral, en eso encuentro placer.